1.05

El derecho de daños y la minimización de los costes de los accidentes

En la mayoría de las ocasiones, una vez causado el accidente, hemos comprobado que alguien (el causante, la víctima o un tercero) podría haber hecho algo para evitarlo o reducir su gravedad: ser más precavido, hacer lo que no hizo o no hacer lo que hizo. En función de la gravedad del accidente y de lo que costaría haberlo evitado el ordenamiento impone la obligación de reparar. La comunidad acude al derecho para decidir si la víctima ha de cargar con el daño que ha sufrido o si éste daño puede ser imputado a su causante. El derecho de daños contribuye a reducir los costes de los accidentes decidiendo quién ha de cargar con sus consecuencias. Emprende, así, la difícil tarea de evitar o reducir las consecuencias de los accidentes por el procedimiento de imputar sus consecuencias a alguno de sus responsables. Es una tarea compleja, que puede ser muy fácil en algunos casos pero muy difícil en otros.

Descargar PDF: Esp []
descargas - 529 visualizaciones
Pablo Salvador Coderch, Carlos Gómez Ligüerre, «El derecho de daños y la minimización de los costes de los accidentes. », InDret 1.05