1.05

Una intromisión consentida en la intimidad familiar
Comentario a la STS, 1ª, 13.7.2004

Los hechos en los que se basa la sentencia del Tribunal Supremo, Sala 1ª, de 13.7.2004 evidencian el conflicto frecuente que se suscita entre los derechos fundamentales a la información y a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. A pesar de los escasos pronunciamientos en la jurisprudencia sobre la intimidad familiar, en el presente caso se trata del derecho que origina un debate más amplio. En particular, este comentario analiza tres cuestiones que la sentencia sólo expone a grandes líneas: en primer lugar, qué sucede cuando es un integrante de la unidad familiar el que consiente o autoriza una intromisión en el ámbito de la intimidad familiar; en segundo lugar, cuáles son los presupuestos del derecho a la propia imagen; y, finalmente, la posibilidad que el derecho a la intimidad familiar pueda ser, en casos como el presente, reconducido a la esfera de otro derecho fundamental.

Descargar PDF: Esp [222 KB] | Cat [214 KB]
descargas - 290 visualizaciones
Esther Farnós Amorós, «Una intromisión consentida en la intimidad familiar. Comentario a la STS, 1ª, 13.7.2004», InDret 1.05